Colaboradores

¿Aún no tienes cuenta
para accesar?

Contáctanos:

(999) 942-94-90
intranet@grupoponce.com.mx

Llámanos 01-800-624-06-88

Orden del Águila

Grupo Ponce y Asociados reconoce la labor de aquellas personas que con su excelente desempeño han escrito brillantes páginas de éxito en la historia de la empresa. El ORDEN DEL ÁGUILA es el nombre de la máxima distinción que cada año es entregada a hombres y mujeres, líderes de probada excelencia humana y profesional que, con su ejemplo, inspiran cada día a quienes formamos parte de esta organización.



Conoce a nuestros colaboradores que han sido reconocidos con el Orden del Águila:

  • +
  • Leticia Sanguino Manzano
    2013

    Leticia Sanguino inició su vida profesional laborando en un banco, pero debido a conflictos de horario y ser madre de dos hijos, se vio obligada a renunciar. El carácter emprendedor de Doña Lety, como cariñosamente le llaman, le impidió quedarse de brazos cruzados ante esta situación y un día, leyendo el periódico llamó su atención un anuncio en el que solicitaban un puesto laboral como Agente de Seguros. Doña Lety acudió a la cita descubriendo que, con una administración adecuada, esta nueva actividad podría brindarle la gran oportunidad de trabajar sin descuidar sus labores familiares y de ama de casa. Es así que en 1989 inició su carrera como agente se seguros en una agencia de la ciudad de Mérida.

    Sin embargo, debido a diversas dificultades, la agencia en la que Doña Ley laboraba tuvo que cerrar sus puertas y por recomendación del mismo promotor encargado, se acercó a la Promotoría del Sr. Cristóbal Ponce Patrón, comenzando a trabajar en ella en el año de 1992. El resto es historia. Doña Lety es una dama muy respetada y querida por todos quienes forman parte de Grupo Ponce y Asociados, desde empleados administrativos hasta Agentes y Directivos, a quienes ha cautivado por su gran carisma, don de gentes y una contagiosa sonrisa.

  • +
  • Juan Carlos Ramírez
    2012

    Siendo empleado de ventas de la tienda Sears, Juan Carlos escuchó acerca de la carrera de Agentes a través de Fanny Ponce, quien al ver su interés concertó para él una cita con el Sr. Cristóbal Ponce Patrón. Al finalizar la charla, el Sr. Ponce le preguntó si tenía algunos prospectos en mente a quienes pudiera interesarles adquirir un seguro, respondiendo Juan Carlos afirmativamente. Esa misma noche ambos acudieron a una entrevista cerrando una primera venta. Cuando Juan Carlos supo la comisión que había ganado se sintió motivado, ya que representaba más de lo que percibía en toda una quincena. Al día siguiente visitó a otro prospecto y para su sorpresa, concretó una nueva venta, correspondiente a un seguro de vida individual. No lo pensó más y 24 horas después presentó su renuncia en su centro de trabajo, ignorando los comentarios de sus jefes y compañeros quienes pensaban que esa decisión lo llevaría a un estrepitoso fracaso, tal y como le había sucedido a muchas personas más que habían optado por la misma vía. Pero Juan Carlos se mantuvo firme, teniendo en mente la gran oportunidad que se abría para él y que le permitiría brindarle un futuro mejor a su familia.

    Así, Juan Carlos inició como agente el 24 de septiembre de 1994. Tan sólo 6 meses después, fue premiado como Agente Novato de Seguros Comercial América, Región Sur. Esta carrera le ha permitido sentir que el trabajo que realiza beneficia directamente a sus clientes y como persona ha aprendido que con esta actividad es posible lograr lo que uno se proponga e incluso incrementar su autoestima; dicho en sus palabras “Uno es lo que piensa”.

    Su positiva actitud, dedicación y constancia le han permitido ser primer lugar en ventas del Seguro de Vida Individual de toda la Región Sur y desde hace varios años, mantenerse como líder en ventas de ese ramo en Grupo Ponce y Asociados.

  • +
  • Silvia Góngora de López
    2011

    Fue en 1986 cuando Doña Silvia tomó el curso para ser Agente, justo cuando se encontraba embarazada de su hijo Bernardo. En aquel entonces ni siquiera imaginaba que este sería el inicio de una brillante trayectoria como Agente Profesional de Seguros.

    Varios aspectos han hecho posible que Doña Silvia destaque en esta actividad: Su empeño, dedicación y visión comercial le han generado una gran cartera en la que destaca el Descuento por Nómina, modalidad de venta que requiere habilidades excepcionales. Hoy día Doña Silvia se distingue como una de las mejores Agentes de éxito de Grupo Ponce, y cada año recibe múltiples distinciones y reconocimientos, no sólo en nuestra Agencia sino también por parte de otras organizaciones como la Asociación de Mujeres Empresarias de Yucatán, la cual organizó en su honor un memorable homenaje.

    Francisco López, mejor conocido como “Paco” y esposo de Doña Silvia trabajó durante 20 años en Banrural, el CICY y por último en la Universidad Modelo. En 2006 decidió retirarse y dedicarse a apoyar a su esposa en la oficina, donde actualmente laboran en equipo junto con sus hijos, siendo un exitoso ejemplo de empresa familiar.

  • +
  • Francisco Efraín Moreno Ojeda
    2010

    Originario de la ciudad de San Francisco Campeche, nació el 4 de octubre de 1936. Su carrera en el mundo de los seguros comenzó en el año de 1977, gracias a la invitación de unos amigos Agentes de Seguros.
    A Grupo Ponce se incorporó en el año de 1991, desde entonces “Don Efra”, como todos nos referimos a él con cariño, se ha distinguido por su simpatía y carisma en esta empresa. Se ha destacado por una carrera de casi 40 años en ramo asegurador, con una honestidad y perseverancia notable.
    Es por esto que “Don Efra” es un miembro honorable de la “ORDEN DEL ÁGUILA” de Grupo Ponce y Asociados.

  • +
  • Luis Lobo Luzuriaga
    2008

    Don Luis Lobo inicia como Agente en agosto de 1976, cuando por motivos personales traslada su residencia de la ciudad de México al naciente puerto de Cancún. Ahí, acompañado de su adorada esposa, la Sra. Alicia Dávalos, “Doña Licha”, comienza una brillante carrera que por más de 38 años le ha brindado un sinfín de satisfacciones.

    Don Luis recuerda haber asesorado a un amigo que había sido víctima de un fraude por parte de un supuesto Agente de Seguros. Esta desagradable experiencia le hizo ver que ser Agente de Seguros implicaba una gran responsabilidad y un sólido compromiso con cada uno de los clientes que depositaban en él toda su confianza.

    Luis Lobo se distingue por servir a su prójimo a través de la venta de Seguros, pensando siempre en el bienestar de sus clientes; esto le ha permitido crear lazos de amistad con gente de todo tipo, sin importar religión, filiación política o condición social.

    Más que el beneficio personal, una de las mayores satisfacciones para Don Luis es, constatar que la utilización de las pólizas que ha vendido se convierten en la solución para muchos problemas económicos y de salud de sus clientes. Este es el compromiso de un ser humano extraordinario con su profesión, alguien de quien nos sentimos enormemente orgullosos y quien con todos los merecimientos ostenta la Orden del Águila.